Saltar al contenido

Estoicismo: un sistema operativo para vivir mejor

14/09/2019
estoicismo sistema operativo

Ser estoico no es un logro que se consiga de la noche a la mañana. Es una forma de vida. Un cambio interior que modifica la forma en la que interpretamos el mundo exterior. Y para conseguir este cambio interior debemos borrar todo lo que tenemos instalado “de serie” en nuestro cerebro, e instalar “programas nuevos”.

Para mí, la filosofía estoica no es sólo leer y poner en práctica una serie de principios, sino que me gusta verlo como un sistema operativo que tiene descargadas una serie de apps, que debemos activar en función de lo que necesitemos en un determinado momento. Considero que es una forma más visual y fácil de entender qué es el estoicismo y cómo podemos aplicarlo en nuestra vida diaria.

Aplicaciones estoicas
Aplicaciones estoicas para ser mejor persona

Apps que necesitas desinstalar para ser una persona estoica

Como acabamos de mencionar, para instalar las apps del estoico, primero necesitamos desinstalar las que venían por defecto en nuestro sistema, o no tendremos suficiente memoria y nuestra batería (energía diaria) se agotará muy rápido. Por ejemplo:

La app del prejuicio

Prejuzgar sin saber nada sobre los demás es una de las apps más comunes que abrimos sin tan siquiera darnos cuenta, y es una de las que más batería consume. ¿Cuántas veces te has cazado a ti mism@ criticando / valorando / juzgando a una persona que no conoces de nada sólo por su forma de vestir o por cómo habla?

Cada uno tiene su propia historia y su propia “mochila” y no tenemos por qué sacar conclusiones de lo que vemos a primera vista. ¡Y qué a menudo lo hacemos! ¿No sería más normal que observásemos sin más? Seguramente, nos equivocaríamos menos.

La app de la comparación con los demás

¿Por qué si tenemos la misma edad su carrera profesional va más avanzada que la mía? ¿Por qué si gana menos dinero que yo tiene mejor coche que yo? ¿Por qué si come lo que le da la gana está delgad@ y yo engordo del aire? ¿Por qué si no hace deporte tiene tableta y yo que me machaco a diario no me quito este último michelín?

¿Sigo?

Aunque no nos demos cuenta, estamos constantemente comparándonos con los demás. Si yo soy mejor que aquel en esto o lo otro, aquella es mejor que yo en bla bla bla. Las preguntas más relevantes que debemos hacernos aquí son: ¿hasta dónde te han llevado estas comparaciones? ¿en qué han mejorado tu vida?

La app de la reacción automática

Nuestras respuestas emocionales a los eventos que ocurren a nuestro alrededor (y que normalmente están fuera de nuestro control) nos llevan en muchas ocasiones a arrepentirnos después. Cuando damos una mala respuesta a nuestra pareja, cuando nuestro jefe nos pone una tarea que no nos gusta y nos quejamos, cuando vemos algo dulce e inmediatamente nos lo comemos, cuando un avión llega con retraso, etc.

Sin darnos cuenta, ese “secuestro emocional” puede arruinar nuestro día (o al menos algunas horas) simplemente porque no hemos sabido entender nuestra interpretación de ese hecho y nos hemos dejado llevar por él). ¿Cómo de a menudo te ocurre esto?

Pecados estoicos

Las apps del estoico

Una vez vistas algunos ejemplos de las apps de las personas no estoicas (podemos añadir la de la envidia, la del resentimiento, la de la pereza, etc), vamos a ver cómo empezar a cambiar unas apps por otras, y cómo podemos adquirir una serie de hábitos que nos ayuden a interpretar los eventos externos como un verdadero estoico, y así alcanzar la felicidad.

La app de la ecuanimidad

La ecuanimidad es una forma de mantener a raya nuestras emociones y pensamientos aplicando el filtro de eliminación de prejuicios, observando la realidad tal y como es. Esta app es una de las apps más útiles y, lo mejor de todo, es gratuita.

Practicar la ecuanimidad es simple pero muy difícil, ya que nuestro cerebro está acostumbrado a juzgar, opinar y criticar. ¿Cómo practicar la ecuanimidad? Tan sencillo como observar la realidad tal y como es.

Un plato rojo (ni bonito, ni feo, ni me gusta, ni no me gusta); una chica (ni alta, ni baja, ni guapa, ni fea, ni bien vestida, ni mal vestida); un vestido azul (ni bonito, ni feo, ni grande, ni pequeño, etc). El ejercicio a hacer es tan sencillo como esto que acabamos de explicar. Intenta reservarte 5-10 minutos al día para hacer esto, y ve aumentando el tiempo paulatinamente.

¿Significa esto que debas perder tu espíritu crítico? Para nada. Significa que lo utilices cuando te es útil y necesario, no las 24 horas del día en piloto automático.

La app de la comparación con un@ mism@

Si tenemos que descargarnos la app de la comparación con un@ mism@, debemos antes desinstalar la app de la comparación con los demás, ya que no es compatible con el estoicismo, nuestro nuevo sistema operativo.

Para mejorar realmente en todo lo que nos propongamos, debemos acostarnos siendo mejores que cuando nos levantamos. Así de sencillo.

¿Mejores en qué? Me temo que esta respuesta es demasiado individual y depende de cada persona, pero mejores en lo que nos queramos proponer. Estar en mejor forma, hablar mejor un idioma, tocar mejor un instrumento, hacer algo por primera vez, atreviéndonos a hacer algo a lo que no nos atrevimos ayer. Hay tantos ejemplos como se quieran buscar.

La idea aquí es la siguiente: deja de compararte con los demás y compárate con la persona que fuiste ayer al acostarte. El objetivo es ser un poco mejor que esa persona.

Así lo hacía el propio Marco Aurelio, y terminó siendo una de las personas más poderosas de la Historia.

La app del razonamiento objetivo

La app del razonamiento objetivo es muy útil para evitar reacciones automáticas y emocionales que pueden echar por tierra una oportunidad personal o profesional. Su uso es sencillo, pero el problema es que tarda un poco en cargarse. Va lenta al principio, pero con el uso va más rápido.

¿Cómo puedes empezar a utilizar esta app? Interiorizando los siguientes tres principios, y entrenándote en ellos cuando se dé una situación que dispare tus emociones:

– Ser objetiv@: la app de la ecuanimidad es muy útil para ver la vida con objetividad. Ver la realidad tal y como es y no como nos gustaría que fuese.

– Identificar y controlar nuestras emociones: cuando una emoción surja, la identificamos y la vemos con total ecuanimidad: (esto que siento es rabia, pena, tristeza, etc). Una vez identificada, la dejamos estar y vivimos con ella, pero sin dejarnos llevar por sus impulsos. Una vez más, la app de la ecuanimidad es vital para desarrollar esta habilidad.

– Saber qué depende de nosotros y qué no: principio básico del estoicismo y clave para saber qué batalla no debemos librar.Ecuanimidad

Borrando estas 3 apps y aplicando las apps estoicas, verás que tu percepción del entorno mejorará considerablemente y, como consecuencia, tu interpretación, respuesta y toma de decisiones también lo hará.

En futuras entradas veremos qué más apps podemos descargar y cuáles debemos borrar para seguir mejorando nuestra vida, nuestras decisiones. Para seguir mejorando como estoicos y como personas. De eso se trata.

Si este post te ha gustado y quieres ver las mejores frases de estoicismo cada día, te animamos a que nos sigas en Instagram (@elestoicoesp).

¡Hasta pronto!