Saltar al contenido

Amor Fati: el ideal de grandeza de famor

08/11/2019
amor fati destino

Si Amor Fati significa “amor al destino”, ¿implica que te tiene que gustar todo lo que te pase? Amig@s, me temo que la respuesta a esta pregunta no es tan sencilla 🙂

Bienvenid@ a un nuevo post en El Estoico, tu portal de estoicismo en español. Después de nuestra entrada sobre la expresión latina “Memento Mori”, hoy volvemos a la carga con “Amor Fati”, otro de los ejercicios estoicos que te ayudarán a entender mejor este proceso que llamamos vida.

¿Nos acompañas?

Significado de Amor Fati

Amor Fati se traduce literalmente como “Amor al Destino”. En la práctica cotidiana, significa que debemos ver los hechos que nos ocurren como necesarios para avanzar y entender que, por mucho que nos duela, no podemos controlarlos.

Como ya puedes intuir, este concepto en latín engloba uno de los principios básicos del estoicismo: darnos cuenta de lo que podemos controlar y de lo que no.

Podemos influir en el resultado de las cosas pero no decidir cómo queremos que ocurran. No podemos controlar que nuestros seres queridos vayan a morir tarde o temprano. Pero sí podemos elegir cómo vamos a interpretar tales acontecimientos.

No nos malinterpretes. No estamos diciendo que nos tengamos que alegrar por todo lo malo que nos pase. Eso sería cínico. Amor Fati defiende que debemos entender todos los acontecimientos (buenos y malos) como parte de lo que sucede en nuestra vida, incluidos en el proceso que es nacer hasta morir.

Amor Fati. Ama tu destino, que es, en realidad, tu vida. – Friedrich Nietzsche.

¿Amor Fati significa lo mismo que Carpe Diem?

Uno de los errores más comunes es confundir estos dos conceptos latinos. Su significado es parecido, pero distinto.

Mientras que Carpe Diem significa vivir el momento y tomar decisiones para no arrepentirnos después de no haberlas tomado, Amor Fati significa (en este contexto) aprender a amar esas decisiones tomadas y también sus consecuencias, sean buenas o malas.

Amor Fati conlleva aceptar la realidad tal y como es, y no como nos gustaría que fuera. Tanto el pasado, como el presente, como lo que pueda ocurrir en un futuro.

amor fati
Amor Fati: ama el destino

Friedrich Nietzsche: uno de sus precursores

Si buscas en Google “Amor Fati”, te aparecerán frases y vídeos sobre Friedrich Nietzsche. Hablaremos pronto en profundidad de esta figura tan interesante para el estoicismo “moderno”, pero hoy vamos a detenernos unas líneas a entender su punto de vista sobre este latinismo.

Para este filósofo y escritor, una de las ideas más bellas de la vida es abrazar con alegría y entusiasmo todo lo que nos pase, para absorber la experiencia de todos y cada uno de los acontecimientos que conforman este viaje. Amar nuestro pasado sin querer borrar nada de él, y aceptarlo con fuerza y gratitud.

Al igual que el resto de los preceptos de la filosofía estoica, este principio es sencillo de entender pero complicado de poner en práctica. Por ello el estoicismo no es para todo el mundo.

Nietzsche repitió esta idea con entusiasmo a lo largo de toda su obra. Precisamente, en el libro Ecce Homo, hablando de qué es para él la grandeza en el hombre, dice, literalmente: “La  fórmula para expresar la grandeza en un ser humano es Amor Fati: que uno no quiera que nada sea diferente, ni hacia adelante, ni hacia atrás, ni en toda la eternidad. Que uno no se limite a soportar lo que sea necesario y aún menos disimularlo – todo idealismo es mendacidad frente a lo necesario – sino a amarlo”.

Ejemplos de Amor Fati en nuestra vida cotidiana

Uno de los tatuajes más buscados en Google es el de Amor Fati. ¿No crees que sería un buen recordatorio a tener presente cada vez que te mirases a la piel? De hecho, el famoso autor sobre estoicismo Ryan Holiday también lo tiene tatuado.

Te preguntarás, ¿por qué es uno de los tatuajes más buscados? Sintiéndolo mucho, tendrás que preguntarle a Google para que te dé una respuesta exacta. Sin embargo, nosotros pensamos que es porque muchos de nosotros nos enfrentamos a diario a cosas que no nos gustan en nuestra vida cotidiana. Veamos algunos ejemplos:

1) Un despido: salvo casos extremos, ¿por qué vemos un despido como una catástrofe? A lo mejor es lo que necesitabas para empezar ese proyecto/máster/etc. que llevabas tiempo queriendo hacer.

2) Una lesión: quizá sea el toque de atención que necesitabas para fortalecer mejor esa zona del cuerpo.

3) Un suspenso: o el profesor te tiene manía, o quizás necesitas asentar algunos conceptos que posiblemente te cambien la vida dentro de unos años.

4) Una ruptura: ¿la oportunidad que necesitabas para ser mejor persona/amante o irte a ese viaje que la otra persona no compartía contigo?

Como puedes ver, todo es cuestión de cómo veamos la situación. Como dijimos anteriormente, no se trata de ser cínicos, sino de observar los acontecimientos desde otra perspectiva.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy en El Estoico. Si te has quedado con ganas y te gustaría saber más sobre estoicismo, te animamos a que sigas nuestras cuentas de Twitter (@elestoicoesp) y de Instagram @elestoicoesp, donde compartimos frases y pensamientos de los estoicos más renombrados e influyentes.

Ah, y si tienes alguna duda o quieres compartir algo con nosotros, déjanos un comentario o, si prefieres hacerlo por privado, escríbenos a elestoico.com@gmail.com. Ya empezáis a ser muchos los que os estáis animando y estamos muy agradecidos.

¡Hasta la próxima!